Por qué dormir del lado derecho podría estarte matando

Muchos de nosotros no reparamos en las posiciones que adoptamos al acostarnos a dormir sin saber que podríamos estar perjudicando nuestra salud al tomar una posición torcida. Los expertos recomiendan que duermas boca arriba y que evites en la medida de lo posible dormir sobre tu lado derecho.

La razón es que puedes desarrollar varios síntomas o patologías que desmejoren tu calidad de vida y que podrías evitar simplemente durmiendo en una posición distinta.

A continuación, te presentamos 3 razones por las que no deberías dormir sobre tu lado derecho:

  • Acidez

La mayoría de los adultos la presentamos en algún momento de nuestra vida y la achacamos a una comida copiosa difícil de digerir. Sin embargo está demostrado científicamente que dormir sobre tu lado derecho empeora la acidez al retrasar el proceso de digestión.

  • Entumecimiento

Si estás acostumbrado a dormir sobre tus costados sabrás que al despertarte tus brazos amanecen entumecidos o con hormigueo. Esto se debe a que al poner todo el peso de tu cuerpo sobre la extremidad restringes el paso de sangre hacia la misma, por lo que no llega la cantidad de oxígeno necesario para las células. También en esta posición estás poniendo presión sobre los nervios, provocando el hormigueo.

  • Condición precancerosa

Esta condición va de la mano con la acidez y el reflujo gastroesofágico que trata del ascenso de jugo gástrico lleno de ácidos hacia el esófago, irritando todos los tejidos a su paso. Si esta condición es muy frecuente se puede desarrollar un tipo de cáncer de esófago producto de los ácidos estomacales que entran a un tipo de tejido que no está acostumbrado a tanta acidez.

Ten en cuenta que dormir de tu lado derecho no es totalmente malo: Puede ayudarte a disminuir tu frecuencia cardíaca y la presión arterial, mejorando tu circulación sanguínea y dándole un respiro a tu corazón. Sin embargo, si estás embarazada, evita dormir tanto en esta posición para no tener problemas con la circulación sanguínea del bebé.

Cuidar de tu salud es tarea de todos los días, mantente sano y acude a tu chequeo anual con tu médico de confianza.